3 posts en uno…mis inicios…

Hoy quiero recuperar 3 posts cortitos para presentar a Martí y a Nil. Para poneros en situación, son de Noviembre de 2012. Así comprenderéis mejor el blog…Si hay un motivo por el que empecé a escribir este blog fue por el nacimiento de Nil a las 34 semanas, cuando no tocaba, cuando no lo esperábamos. Fue un regalo especial de cumpleaños para Mariona (mi mujer) ya que nació el mismo día que ella, un 14 de noviembre pero 35 años después…

La felicidad está en lo pequeñito

Esta frase no es mía, pero es uno de los pilares básicos de mi vida cuando elijo las cosas que me hacen más feliz! Me hacen muy feliz mis amigos, mi familia, mis cosas, mis momentos (como, por ejemplo, escribir este blog),…

Digamos que es casi un dogma para mí ya que aún nadie me ha demostrado lo contrario. Creo que es más fácil encontrar la felicidad en las pequeñas cosas que en unos objetivos demasiado grandes o lejanos (si busco la felicidad en algo lejano, normalmente la encuentro en el camino para conseguirla) .
Hay una frase que me gusta mucho y que dice: “las cosas buenas se terminan pero las malas también”. Pues aquí es donde me doy cuenta que para ser feliz no se puede esperar a ser feliz siempre! El hecho de tener una visión del mundo bastante optimista, me permite ver el lado bueno de las cosas malas, y darme cuenta de que siempre hay algo que me hace feliz aunque el día sea malo.
Sé de lo que estoy hablando! El día había comenzado bastante mal, ha seguido con altibajos (más bajos que altos) y ha terminado muy bien teniendo en cuenta que ya son las 12 de la noche…
Me he ido un poco del tema en los 2 últimos posts pero es que la preocupación y, ahora, la felicidad, me han podido más que las ganas de contar otra cosa.

Mientras escribo estas últimas líneas escucho bebés llorando en las habitaciones de al lado… unos más y otros menos… pero en la mía hay silencio, sólo escucho el sonido del teclado de mi iPad … hoy, mi felicidad está en algo muy pequeñito…de 2,365 gramos y está en una incubadora… Bienvenido Nil…

De pequeños y mayores

Es en días como estos que me doy cuenta de la sutileza de estos dos adjetivos y de cómo cambian según lo que tienes a tu alrededor. Siempre, alguna cosa, es grande o pequeña comparada con alguna otra y no por sí sola. Parece obvio pero a veces no somos del todo conscientes de ello!
A veces te compras un piso que parece muy grande pero lo empiezas a llenar de personas y personitas, y llega un día que este gran piso grande se ha hecho pequeño…pero si es igual que el día que lo compré?????
Es igual, llega un día que haces un “click ” y te dices: este piso es pequeño!

Por otro lado tienes a alguien muy cerquita, y que es pequeño, muy pequeñito y que hace cosas de alguien que es muy pequeñito. Pero llega el día que conoces (dile conoces, dile tienes otro hijo) a alguien que es muuuuucho más pequeñito, y entonces llegas a la escuela y la personita que hasta entonces había sido pequeña, se convierte en mayor, muy mayor y que hace cosas de niño mayor… pero si es igual que ayer???????
Es igual, llega un día que haces un “click ” y te dices: este niño es mayor!

Este niño tiene 2 años … lleva pañales … y se llama Martí…

Una pecera de color azul

Tenía previsto escribir otro tipo de post hoy, pero como las cosas suceden cuando suceden y no podemos elegir, al final me he dado cuenta de que todo es cuestión de tiempo.

El tiempo es relativo, decía Albert Einstein, pero no quiero hablar de esto…o sí. Por supuesto que es relativo…no os ha pasado nunca que cuando os lo pasáis muy bien, el tiempo vuela, y cuando os lo pasáis muy mal, el tiempo se ralentiza??? Pues siguiendo esta lógica ahora mismo el tiempo se me para (y podría ser que estuviera viajando a la velocidad de la luz, pero no lo creo y, además, esto convertiría este post en científico, y no es mi idea, todo se andará).

Resulta que cuando ves que alguien está sufriendo y no puedes hacer nada, el tiempo se ralentiza hasta el punto de que cuando miras el reloj, casi se ha parado , y ya no sabes si ha pasado un día, han pasado dos, o han pasado tres!
Te dicen que tal cosa durará media hora o que tal otra SÓLO son veinticuatro horas! Sólo? Pues resulta que un día, con mi percepción de tiempo actual equivale a un año aproximadamente!
Cuenta un dicho que “el tiempo es relativo y depende del lado de la puerta del lavabo donde estés “…yo, ahora mismo estoy fuera!

Ahora necesito disociarme, cambiar la posición perceptiva y mirar las cosas desde muy lejos (quien haya hecho PNL podrá saber de lo que hablo) porque dos kilos de Nil en la incubadora, con una vía en la nariz y con una luz de color azul encima, se me hacen difíciles de mirar. Cuando me lo miro de lejos y me voy acercando a la sala, parece una pecera ! Y quieras que no, imaginar que es un pececito al que le dan la comida cada 3 horas, y que un día me lo traerán y me dirán: ya te lo puedes llevar!!!….Me lo pone un poquito más fácil…

Anuncios

2 comentarios en “3 posts en uno…mis inicios…

  1. Después de leer el post, me he quedado un rato mirando al infinito, digiriendo. Porque he tenido de todo en un momento, me has hecho sonreír, y me has puesto un nudo en la garganta.
    Intento ponerme en tu piel, y pienso, tiene que ser muy difícil ver a un hijo en esa pecerita como tu la llamas. Pero bueno, borrón, porque ahora lo que importa, es que los pequeñitos se han hecho más grandes, y que la felicidad….está en lo pequeñito claro que si!!
    Me gusta tu filosofía!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s