Aquellos malditos granitos…

1537b8a333a61d1b6b16872721fa5861

La varicela: aquella enfermedad que todo el mundo margina porque es benigna (sobretodo para quien no la tiene) pero que causa que tu niño no pueda ir a la escuela entre 7 y 10 días y parece que tenga la peste...
Y no exagero…sólo llegar al hospital nos dejaron en el recibidor de la entrada porque en la sala de espera de pediatría había niños susceptibles de ser “apestados” por Nil… y él corriendo por allí y tocándolo todo con sus granitos…

Una vez recibida la llamada maldita de la escuela: “Nil tiene unos granitos” y yo, empiezo a rezar y me digo a mí mismo: “que sea acné, que sea acné!. Una vez descartado por la corta edad del niño, la tesis de la varicela toma fuerza vistos los antecedentes de pandemia de su clase…
Mariona y yo nos (des)coordinamos y quedamos en la Clínica ya que venimos de lugares diferentes…Mariona de Barcelona y yo de Mediona…o era Mariona de Mediona… o Mediona de Barcelona… no sé… los dos estamos suficientemente estresados ​​y yo sigo repitiéndome: “que sea acné , que sea acné.
Llegamos a la clínica. Yo en el sofá esperando Mariona y Nil, y ella caminando esperando encontrarse conmigo y Nil. Veis que hay algo que falla?? Nil…todavía está en la guardería!! Yo viniendo de dar un curso de comunicación y de hablar de malentendidos y distorsionadores de la misma, y no nos entendemos con Mariona y nos dejamos al niño en clase…con sus granos y sus virus (porqué es un virus no?) polinizando al resto de niños que quedan sin pasar la varicela, que deben ser uno o ninguno…

Eran más de las 14 horas y no había ni desayunado! Yo, a esa hora, tenía tanta hambre, que hubiera cogido cualquier niño de por allí cerca para ir al médico y poder ir a comer! Pero no me aceptan la propuesta!
Llegamos al médico y yo que le suelto: “Es acné, doctor?” Con su mirada me lo ha dicho todo…no lo era…y además se debe de haber pensado que estaba loco. Y no nos engañemos, se veía a la legua que era varicela. Tampoco hace falta ser Poirot para descubrir que después de días y días de mordiscos, abrazos, lametones varios y otras actividades que no puedo ni quiero imaginarme entre 20 niños con varicela o portadores de la misma, Nil la acabaría cogiendo!
Y él que nos dice que puede salir de casa pero tienes que avisar a todo el mundo por si no quieren que su hijo se infecte o por si quieren que se infecte (un poco como The Walking Dead pero en malo!!). Me parece que encargaré un neón luminoso que indique: “Hola soy Nil y tengo varicela … me queréis aquí??”

Y claro, entonces vienen los consejos. Sobretodo Nil, no te rasques que te quedarán marcas… y le digo yo, a un niño de 16 meses que se come los mocos y las galletas indistintamente y que, además, tengo los ojos tan rojos de frotarme debido a la alergia, a pesar de saber que si sigo así tendré que despegarme la pupila y el iris de mi puño, que tengo credibilidad cero para dar estos consejos…
Y, como siempre, he hecho lo que dicen que no se haga cuando estás enfermo: consultar en Internet! He leído en la “internet” que pueden tener entre 250 y 500 ampollas (que tampoco se han mojado mucho! Es como decir que puede tener fiebre entre 37 y 45 grados o que puede tener desde dolor de cabeza hasta dolor de pies,…) de promedio. He sumado las que tiene Nil y he aplicado un coeficiente corrector sobre el tamaño de su cuerpo de 16 meses y, para tener estos granos, o debería tener unos encima de otros o deberíamos aceptar como parte del cuerpo de Nil, el jersey y los pantalones…porque sino, no sé cómo le pueden caber 500 granos…y eso que es un niño muy ordenado, pero no hay manera humana (ni alienígena) de ponerlos!

Y luego voy a buscar a Martí y me encuentro a un niño medio zombie debido al malvado cambio de hora y porque aún no se ha acostumbrado a dejar de hacer la siesta, que se ha dormido una hora y media en clase, y que no sabe si comerse el pan con nocilla o usarlo de almohada para terminar la siesta…

Y dicen que es mejor pasarla de pequeño que mayor. Sí, claro, y dile esto a un niño que puede ser que albergue 500 granos en un cuerpo de medio metro cuadrado de superficie… yo no se lo diré porque no creo que se consuele mucho cuando le empiece a picar todo…y no se pueda rascar !

Y ahora tenemos la misión de que si la debe pasar Martí…que la pase ya…que sino estaremos 20 días sin escuelas…y procuramos que Nil babee mucho a Martí… pero mucho que muchísimo!

Y la idea de super-mal-padre-que-te-cagas de llevar a Nil a la escuela maquillado diciendo: “Mira, ya no tiene ningún granito” no se me ha pasado por la cabeza…que os creéis?

( ACTUALIZACIÓN: A estas alturas del segundo día de erupción ya no sé si tengo un niño con granitos o unos granos con un poquito de niño…y suerte que yo ya la he pasado y sólo puedo coger un herpes…que sino, estaría sufriendo!!)

Anuncios

5 comentarios en “Aquellos malditos granitos…

  1. Odiosas enfermedades granunculosas!!! son lo peor, pobres…espero que le pique lo menos posible!!!! y Martí? muestra evidencias de contagio ya, o le seguiréis bañando en babas jajajaja que bueno ha estado!

  2. No te contaré mi experiencia con la varicela, porque acabaría pareciendo ésto la sala de partos “Todos contando el suyo” Pero básicamente te diré que PACIENCIA, que nada de dalsy, que se pasa y que… Tranquilidad. En unos días como nuevo(S) todo(S)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s