The Walking Nil

Squaready20140407124011

Todavía estamos con la varicela, pero parece que la cosa va de baja (toquemos madera) y Nil quizá no llegará a los 500 granitos!
De todos modos…una mala noche sí que la hemos pasado…
Son aquellas noches que cuando pones a dormir a tu hijo ya sabes que no será fácil…está calentito…tiene tos…y le pica todo el cuerpo (esto lo he notado porque va por casa frotándose como los osos: la espalda contra la pared, la barriga contra el sofá, el culo mientras está sentado encima de mí cantando “Anirem a París a cavall d’un mosquit” que es una canción infantil catalana). Establecemos con mi mujer el protocolo de “noche chunga” y estamos atentos a sus movimientos y ruiditos varios. Un poco de apiretal para bajar la fiebre y que duerma tranquilo…y, al cabo de un rato, y unos cuantos microdespertares llorosos que no requieren de nuestra presencia…nos vamos a dormir. Y viendo venir la noche que nos esperaba y que Martí se ha quedado frito en el sofá a nuestro lado, nos lo llevamos directamente a nuestra cama…a Martí…
Como muy bien preveíamos, a los cinco minutos de estar en la cama, Nil se pone a llorar, y requiere de nuestra presencia (que todo hay que decirlo, suele ser de Mariona porque yo tengo bastante mal despertar nocturno y termino asustando más a los niños que no la intención primaria de calmarlos). Se levanta…lo calma…y vuelve a la cama. Pero al cabo de dos minutos…o menos…vuelve a llorar!

Nos ponemos de acuerdo en que tal y como está, quizá sería mejor que Nil y sus 400 granitos duerman con nosotros, y agradezco al universo que decidiéramos comprar una cama de 200 x 200…
Llegan Mariona y Nil, y aquello se convierte en un festival: un padre (yo) con los ojos rojos y la nariz llena de mocos por la alergia sin poder respirar bien, los pies de Martí clavados en mi espalda, y Mariona y Nil que son uno, porque cuando ella prueba de ponerlo a su lado llora automáticamente…
…Nil que se empieza a despertar y al cabo de un rato ya lo tenemos de pie en la cama con ganas de fiesta…
…yo amenazo con marchar al sofá o con tener un pequeño infarto de nada…
…Martí no se entera de nada…
…y Mariona vuelve a llevar a Nil a su cuna…
…Mariona vuelve a la cama y se estira, Nil vuelve a llorar utilizando su detector atávico de lejanía parental…
…Mariona se levanta… coge su almohada…y se va con Nil (todo esto lo intuyo medio dormido entre estornudo y estornudo)…

… y me diréis que de donde saco el título del post: The Walking Nil (no cuesta mucho saber que viene de la serie de zombies The Walking Dead y de la que soy fan total)…

…pues resulta que me levanto por la mañana para llevar a Martí a la escuela y mientras espero que se despierten los dos preparando los biberones, oigo que Nil empieza a llorar…yo, como siempre, me acerco a su habitación para sacarlo de la cuna…y, a medida que me acerco a la puerta voy oyendo unos ruiditos sospechosos…cada vez más fuertes…respirar…pies arrastrándose… y, de golpe, se abren las cortinas y aparece Nil frente a mí!!!
En serio, mi cara de susto debió de ser todo un poema porque era imposible que Nil saltara del camita solo!! Casi me muero del infarto cuando vi que se movían las cortinas y me aparecía él justo delante mío…

La explicación final es mucho más sencilla! Si hacemos un flashback y volvemos al momento de la noche en que Mariona coge la almohada y se va a la habitación de Nil, veremos que cuando llega, lo saca de su cama, lo pone en la cama de Martí (que no tiene barandillas) y se ponen a dormir juntos.
El problema viene cuando no me dice ni me deja ninguna nota y yo no tengo ni la más remota idea de que Nil y sus 400 granitos, están durmiendo en la cama de niño medio/mayor de Martí y que puede saltar fácilmente…menos mal que no se me presentó en mi habitación y no lo vi a los pies de mi cama…sino, quizás ahora mismo no estaría escribiendo este post sino que habría mi epitafio…

NOTA MENTAL: Mariona y yo debemos mejorar la comunicación cuando tratamos el tema de los niños como ya pudísteis comprobar en el anterior post del niño abandonado en la guardería…

2A . NOTA MENTAL: Debo dejar las pelis y series de zombies …

Anuncios

2 comentarios en “The Walking Nil

  1. Pagaría por ver tu cara en ese momento!!!!!!!!! por cierto….aquí otra fan absoluta de los zombies de walking dead ;D
    Espero que el chiquillo vaya a mejor, o tu santa esposa si que acabará siendo una walking dead en vida.
    Besos familia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s