Un cuento cualquiera…al loro David Lynch!

e932fbc195220b6a7d8eb664eb16905a

Este post me hace mucha ilusión…una ilusión especial, porque Martí tiene 3 años y medio…y porque a estas alturas se monta unas historias que harían tener un infarto al mismísimo David Lynch. Unas historias a las que podría poner música Frank Zappa o los Primus (que me gustan más), las podría pintar Dalí y podría dirigirlas David Lynch o Buñuel pasando por Tim Burton con BSO de Danny Elfman. Unas historias que podrían ser el reverso de Community o un episodio infantil de The Twilight Zone dirigido por Henry Selick.

Llamadme friki…no, en serio, llamadme friki!! Se aceptan comentarios de todo tipo!!

Y, creéis que exagero? Juzgadlo vosotros mismos/as. Este es el primer post escrito por Martí...bueno, lo escribo yo, pero la historia es suya…basada en hechos reales si fuera una peli de las de domingo por la tarde, de esas que sólo tienen principio y final para que puedas dormir en medio y que los títulos suelen incluir palabras como “Sospechosa” o “mortal”!

Os pongo en situación. Es un jueves cualquiera, volvemos de la escuela…Nil en el cochecito comiendo galletas y todo lo que cae cerca de su boca como si fuera un agujero negro, y Martí en el patinete, de pie, o algo parecido, me deja ir:

“Papé, en casa he hecho una fila de animalitos porque se van de excursión con Nil y conmigo a Sant Benet…sabes Papá? (Él, probando que interactúe y que deje de ser un monólogo para pasar a ser un diálogo). Iremos de excursión y allí habrá unos inflables de Bob Esponja. Y habrá animales y un cocodrilo que será inflable, también, eh papá? (Yo ya estaba sudando Arale style…y si hubiera podido, me hubiera tirado al suelo con un moco colgando de la nariz). Y entonces había un cangrejo que comía de todo, árboles y plantas y también era inflable. (!!!) y entonces había un papá, también inflable y yo podía saltar por encima de todos porque eran de “groma” (“broma” en su idioma). (Mi proximidad a un infarto cerebral era inminente y mi dificultad por sentir empatía por mi hijo y utilizar mis dotes de escucha activa se estaban difuminando por momentos). Y, además, había unos inflables de cristal (olé tú!). ¿Y sabes qué papá? que había unos dientes de colores que cantaban. Sí, papá, cuando abrían la boca cantaban el “sol solet” (canción típica catalana y una canción que no sabes” (supongo que él esperaba que preguntara sobre la canción, pero no me he atrevido…no podía más! Y cuando ya estaba a punto de cortarme las venas me dice: “Y ya está, sólo eso! ¿Qué te parece papá?”
Yo, con mi amor de padre aún intacto, me he mordido la lengua, pero para mis adentros pensé: “Hijo mío, no sabes el significado de la palabra sólo”.

Y mientras me repetía esta frase en la cabeza, he visto la salvación en la lejanía…la puerta de entrada a la escalera de casa: “Martí, quieres un zumo de chocolate y un pan con nocilla?” “Sí, papá…” Y todo vuelve a la normalidad…

Hala…supera esta David Lynch!

Anuncios

3 comentarios en “Un cuento cualquiera…al loro David Lynch!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s