Y quién me iba a decir…

10410842_10204031216485922_5895657823232723556_n

Y quién me iba a decir que el día 6 de junio de 2014 llegaría a mis manos mi primer libro si yo no sabía ni que sabía escribir…Les Personetes Creatives…

Y quién me iba a decir hace un año y medio que empezaría un blog de PNL y que, al cabo de dos días se convertiría en Les Personetes Creatives, que, de PNL hablo un poquito pero de Martí y de Nil…lo digo todo! Que me paran por la calle y ya los conocen (cuando sean mayores quizás me lo tirarán en cara!)…y que, por cierto, hace un año y medio nació Nil, causante y responsable total de que comenzara el blog…él y la cajita”…

Y quién me iba a decir hace dos años que un ERE me haría una persona más feliz y aturdida…todo a la vez, y que, contradiciendo a mi madre y a la mayoría de personas de mi alrededor, resulta que el trabajo en un banco no era para toda la vida (por suerte!)…

Y quién me iba a decir que hace tres años y medio nacería Martí, mi primer hijo…y que me cambiaría los días para siempre…y las noches también…

Y quién me iba a decir que un pequeño bultito en un pequeño lugar de mi cuerpo provocaría tanto alboroto durante tres meses…

Y quién me iba a decir que hace siete años conocería a Mariona, con quien me casaría justo un año y medio después en una fiesta especial (Let ‘s Play Festival) con tango incluído…y que sería la co-responsable de mi felicidad absoluta y co-responsable de mi futura transformación… y a la que quiero mucho que muchísimo…

Y quién me iba a decir que justo un año antes tenía mi “annus horribilis” cuando la mujer que me dio la vida, Dolors, mi madre, la abuela de Martí y de Nil…nos dejaba…en la residencia…después de unos meses que…qué meses…perdiéndose un montón de cositas y personitas que seguro que le dolería perderse si lo hubiese sabido…

Y quién me iba a decir que hace casi diecisiete años nos dejaría Josep, mi padre, el abuelo de Martí y de Nil, una noche en el hospital mientras yo estaba tocando la batería…como son las cosas…después de unos meses que…qué meses…un padre que se despidió de mí cuando me dio las llaves de su coche y me dijo: “A partir de ahora será tuyo…” y que tenía la manía de no dejarme mover las piernas cuando me metía en su cama los sábados por la mañana y, que con la distancia no me parece tan grave y podría, incluso, echarlo de menos…

Y quién me iba a decir que pasaría tantos veranos de mi vida en el mismo lugar y lo recordaría como unos de los momentos más felices de mi vida aunque tuviera que caminar 4 kilómetros de ida y vuelta para ir a la piscina todo el día…

Y quién me iba a decir que 42 años atrás, un 12 de mayo de 1972 cualquiera, un viernes (mi día preferido) a la una y media de la madrugada y con el sol en la casa 3, estaría naciendo un Enrique Jorge, evolucionado hacia un Enric Jordi (y no me preguntéis porqué, porque no lo sé, a pesar de mis teorías conspiratorias)…bienvenido Enric, seguro que te esperan muchas aventuras en esta vida…buenas y mejores…

Anuncios

2 comentarios en “Y quién me iba a decir…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s