Tenemos a un nuevo inquilino…en la cama!!!

20130708-185722

Recuperando post de justo hace un año…y al inquilino aún lo tenemos…aunque hay días que ya no…os cuento…

Pues sí … hasta ahora dormíamos dos en la cama, mi mujer y yo, y, en todo caso, con una cunita al lado durante unos meses, primero con Martí y luego con Nil. Y cuando ya habíamos recuperado nuestra preciada intimidad pre-paternidad/maternidad, un día … con nocturnidad y alevosía, se presenta Martí en nuestra habitación para ponerse dentro de NUESTRA cama!

Una vez ocurre esto tienes muchas (e inútiles) opciones. Teniendo en cuenta que es un niño de algo más de dos años y medio, y el cerebro a media construcción, puedes intentar razonar de noche cuando viene a la cama, de día, castigarlo con las más variadas torturas psicológicas dignas de un psicópata, lo puedes acompañar trescientas veces a su cama entre llantos y con el miedo en el cuerpo para que no despierte a su hermanito, que, curiosamente duerme 11 horas seguidas (y que dure!), ajeno a todas estos líos nocturnos,….
De verdad de la buena que hemos probado todo lo que legalmente es posible, pero es que no da resultado! Primero pensábamos que tenía miedo y estaba dormido, pero es que al día siguiente se acuerda de todo! Por lo tanto, está descartado!
Puede ser el calor, porque Martí, cuando duerme, suda como un pollo! Pero es que en nuestra habitación también hace calor…
Puede ser porque tiene a Nil en la habitación, pero es que lo empezó a hacer antes de que se lo pusiéramos!
Al final, creo que viene porque le encanta dormir entre sus padres, y cada día lo mismo: Lo ponemos a dormir y hacia las 00:45 se levanta y llora (esto es optativo) y viene a nuestra habitación. Él no sé si tiene miedo, pero yo…ufffff!! Me despierto, siento sus pasos por el pasillo y como se va acercando a nuestra habitación, y rezando para que no choque con ningún mueble (debe llevar un GPS incorporado). Y eso si estoy de suerte, porque sino lo oigo caminar, a veces me lo encuentro al lado de la cama, de pie…y os aseguro que eso sí que asusta! No te lo esperas!! Es digno de una película de miedo…y las puertas de su habitación son correderas antiguas y hacen ruido…las que ya hemos optado por dejar abiertas, para que no tengan calor y porque quién tendrá terrores nocturnos seré yo!

Después de unas cuantas noches de idas y venidas, de malas leches de padres e hijos, de poco dormir, mucho llorar (el niño y el padre casi), de dejarlo sin iPad y sin “columpios”, de decirle que sino dormía en su cama era un “cagarro frito” (de acuerdo que no es un gran castigo pero me río mucho oyendo a Martí diciendo: “Papá, hoy soy un cagarro frito!”)…pues, después de todo ello, hemos optado para que duerma con nosotros, con la esperanza de que algún día se cansará, pero, de momento, parece que le gusta bastante y se levanta más tarde y de mejor humor! Yo también me levanto de buen humor, y Mariona también, porque aunque lo digamos en voz bajita, nos gusta bastante tener a Martí en la cama…pero nos gustaría decidir cuándo a nosotros!
El único problema es la calidad de mi sueño. Yo ya tengo el sueño ligero normalmente, pero claro, tener un chiquillo que se mueve más durmiendo que despierto…y que ya es decir! no ayuda mucho a que yo duerma la noche “del tirón”. Sus posturas son variadas, y van desde darme puñetazos a poner los pies en la boca, pasando por ponerse atravesado dejándome 20 centímetros de la cama, o boca abajo, o con su culo en mi cara (benditos pañales nocturnos!) y como  os podéis imaginar, me levanto por la mañana, contento, pero como si me hubieran golpeado (y creo que algún día Martí me ha dado una paliza) y más cansado que cuando me acuesto!

Sabéis que hemos sacado de todo esto? Sabéis el dicho “Sino PUEDES con tu enemigo, únete a él?”. Pues hemos hecho esto. Hemos ido a una tienda de futones (NOTA: por suerte, dormimos con un futón encima de unos tatamis a poca altura del suelo y así si Martí me tira de la cama, no me hago daño!) Y hemos encargado uno de 200 × 200 y así, cambiamos el que tenemos, hace 10 años, y dejamos margen para que Martí se estire como quiera y yo (y mi esposa) tendremos nuestro espacio vital mínimo para descansar, intacto, y además de despertar contento, me levantaré descansado.
Y además, dejamos un pequeño espacio por si el pequeño Nil se le gira la cabeza como a Martí, y se le ocurre hacer alguna incursión nocturna!! No dormiremos solos…pero dormiremos anchos…y hasta tarde!!

PS: y mientras tanto, yo a urgencias, a ver qué hacemos con mi amiga contractura cervical!

2a PS: una vez salido de urgencias, collarín, antiinflamatorios, calor (aparte del que hace …) y masajitos … un completo, vaya!

Anuncios

2 comentarios en “Tenemos a un nuevo inquilino…en la cama!!!

  1. Si te sirve de consuelo yo ya hasta duermo bien en mi micro-rincón de la cama. Naia duerme haciendo el angelito de nieve y rodando como una croqueta ah! Y cogiendome la nariz mientras la estruja >.< #OMG todo sea porque se duerma xD jajajaj

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s