El “No-método” para poner a dormir a Martí…

3ca1b82cec94904f948f63418c1160ecOs lo prometí en el último post del jueves. Hoy hablaré del segundo de los “Métodos Bastardas-Homs para poner a dormir a los niños”. El primero se puede leer/releer aquí.

Ahora ya sabéis cómo ponemos a dormir a Nil. Martí, ya es harina de otro costal. Primero de todo…ya tiene casi 4 años y, por lo tanto, ya es pre-adolescente (o eso parece). Y segundo de todo…hemos pasado todas las fases!!!!! Partimos de la rabiosa base (y que dure) que ambos duermen como marmotas, por norma general, con ligeras excepciones y/o épocas (NOTA RABIOSA: hoy Martí se ha levantado a las 10 horas y ha ido a despertar a Nil que aún dormía).

Pues bien, con Martí, hemos utilizado el “No-método”, o lo que es lo mismo, los hemos probado todos y no nos hemos quedado con ninguno, porque si cada niño es un mundo, cada época diferente del mismo niño es un universo!! Hemos hecho de todo…noches donde el Dr. Estivill nos habría puesto en un altar…otras noches donde el Dr. Carlos González nos haría un monumento (Sí…con Martí también le he dado la mano tumbado en el suelo…al lado de su cama…pero tuve que pasar media noche tumbado porque sólo que notara como aflojaba la mano ya se despertaba)…y otras noches donde hemos hecho una mezcla de los dos métodos, más métodos inventados por nosotros o ligeramente inspirados en la Inquisición…

O sea que, en 4 años, ha cambiado tanto, que lo que funcionaba una noche, dejaba de funcionar la siguiente…y, a veces, dentro de la misma noche!!!!

Recuerdo, sin embargo, que, enseguida se acostumbró a dormir solito, y cuando le decíamos que se fuera a dormir, se levantaba del sofá e iba caminando hacia su camita. Le estirábamos, le decíamos buenas noches y se quedaba frito. Esto, con Nil, y al borde de sus 2 primeros años, todavía no lo hemos conseguido (y tampoco me importa…lo tengo que decir…).

Pero, ay!!!, ahora que está pasando por su primera adolescencia, todos los métodos se han terminado, y su manera de dormir cambia mucho según una variable: si ha hecho siesta, por pequeña que sea, o sino ha hecho. Una siesta en su caso puede ser de dos horas o de cinco minutos…vale igual!!!!!! Si no ha hecho siesta, normalmente, después de cenar, se pone un rato en el sofá con nosotros, mirando cuentos en el IiPad, y tenemos que tener cuidado que no se le caiga encima. Es el método “Se duerme donde le cae la cabeza”. Lo dejamos un rato y lo llevamos a su cama. Y, sino ha hecho siesta, el abanico de opciones que se abre es mucho más variado: la hora de acostarse se retrasa considerablemente, nuestra mala leche se avanza considerablemente, y, hacia las 22-22:30 horas, Mariona o yo lo llevamos a su cama, nos miramos un cuento en el iPad (como no…) y nos quedamos “un ratito” (un eufemismo que se ha inventado él para el rato que haga falta). Si la cosa va bien…se duerme al cabo de un rato…y se acabó…

…pero hay días…de esos días que parece que el sueño no forme parte de su programa genético y epigenético de niño…que de su habitación (y contamos que está Nil durmiendo a su lado) empiezan a salir ruiditos: que si me bajo de la litera, que si os espío a través de las cortinas, que tengo pipi, que tengo caca, que lo tengo todo y no tengo nada…y entonces la cosa se complica. A una hora u otra acaba…pero, suele ser mas en “otra hora” que en “una hora”.

Y pensad, que sólo hablo de la hora de acostarse. Los que me seguís hace tiempo, ya sabéis que Mariona y yo nos compramos un colchón de 200×200 porque desde ya hace un tiempo…Martí tiene la manía de venir a nuestra habitación, con el correspondiente efecto sorpresa ya que puede venir o no venir…no sigue ningún patrón!!!! Mi idea es hacer un excel con todas las variables de cuando lo ponemos a dormir, para ver si hay algo que hacemos, que haga que venga o no venga, pero con Mariona lo hemos probado y no vemos una correlación. Si hay algún matemático en la sala que quiera probarlo…nos ofrecemos…le daremos todas las variables…de cada noche de nuestra vida…y que nos dé el resultado. Aviso que puede ser más complicado que el enigma de Fermat…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s