Cuestión de temperaturas…

Porque a veces nuestro cuerpo nos dice que también vale la pena parar un poquito. El cuerpo es inteligente…pero qué penita me da con esa cara de corderito degollado que nos mira, a Mariona y a mi, mientras nos pide un abrazo…

FiebreMartí

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s