Cositas que me pasan por la cabecita.

Cuando tienes hijos hay cosas que cambian y cosas que cambian mucho. Cosas que van a peor y cosas que van a mucho peor. Ahora me diréis que exagero. Y quizás sí que tiene razón. Pero ir a comprar en Casa Ametller no es una de ellas. Las cosas son muy bonitas. Todas tienen muy buena pinta. Y los niños, a esto, no se resisten. Probadlo. Pero…estáis avisados.
  

  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s