Nostalgia del presente…

  
Lo que hace la serendipia. Yo, satisfecho de mí al pensar que se me había ocurrido un concepto nuevo, la nostalgia del presente, y un día, hago una búsqueda y Jorge Luis Borges ya tenía incluso un libro escrito sobre él. Maldito! (De buen rollo!). Ahora bien. Lo seguiré utilizando y le citaré. Supongo que lo debía tener guardado en el inconsciente. O sólo fue serendipia, porqué no…
Dando una charla de Gestión del Cambio y hablando de emociones y sentimientos que dificultan y/o invalidan el cambio, salió el concepto de nostalgia. Todos, quien más quien menos, sabemos qué es la nostalgia o la hemos vivido. “Cualquier tiempo Pasado fue mejor” que se dice, y otras exquisiteces que no nos ayudan a sacar adelante algunos cambios. La nostalgia, la tristeza no llorada. Un concepto. Una emoción que engancha. Mucho. Que, a veces, muchas veces, distorsiona la realidad pasada. La hace más bonita de lo que era….
Conectad con las vacaciones de cuando eráis pequeños y pequeñas…
…Enfría los asientos del Renault 5 (o cualquier coche de “lujo”) aparcado al sol un mes de agosto cualquiera…
…Hace las carreteras más rectas de lo que eran, y los viajes más cortos y los mareos menos dolorosos…
…La ausencia de aire acondicionado se vive con una sonrisa en los labios. La quemadura bajo el brazo por sacarlo por la ventana y no pensar en la goma que sujeta el cristal ya no hace sonreír tanto…
…Esperar cartas 15 días en vez de ponerse nervioso porque hace 2 minutos que no recibes un whatsapp…
…Ir a llamar por teléfono a la cabina telefónica rezando para que no hubiera nadie delante de ti y te hiciera esperar más de media hora, para acabar llamando todo sudado dentro de la cabina y que el receptor no estuviera en casa…
Mejor que pare, que si no me pondré nostálgico. Será el día. Que llueve. Que es lunes. O serendipia. No lo sé. Lo que si que tengo claro es que me gusta practicar la nostalgia del presente porque, si con el pasado puede hacer todo esto, imaginaros con las situaciones que nos pasan cada día. Las hace más ligeras. Es sencillo. Es transportarnos a dentro de 10 años, o 20, o 30, e imaginar como es nuestra vida actual. Y pensaremos: “Antes si que estaba bien!”. Este antes es el ahora. El ahora de ahora. El actual. Es un truco, pero funciona…
…Y cuando me enfado con Martí y Nil. O se me hace difícil manejar algún momento complicado con ellos y pienso: “Antes sí que era fácil…”, me imagino dentro de 10 años, cuando tengan 13 y 15…en plena adolescencia, y pensaré: “Cuando tenían 3 y 5 sí era fácil”. Que es justamente AHORA. Ahora mismo! Nostalgia del presente. Que gran invento! Sólo es cuestión de perspectiva. De perspectiva temporal…

Anuncios

2 comentarios en “Nostalgia del presente…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s