Las pequeñas sutilezas…

Ayer, jugando con mis niños, Martí se hizo daño. No sé si chutando una pelota o chutando el césped que había bajo la pelota (parece que, de momento, no es Messi). La cuestión es que se tiró al suelo llorando y agarrándose el pie. Eso sí, como un futbolista profesional, y cuando me acerco, oigo que dice: “Papá, el meñique! Me ha hecho” CLEC “”. Y yo, todo preocupado, le pregunto: “¿Te ha hecho” CREC “?”, Y me dice: “Nooooooooooooo, me ha hecho” CLEC “. Papá,” CREC “es mucho daño, y a mí me ha hecho un poco de daño. Sólo me ha hecho “CLEC” “. Y yo: “Vale…”
A continuación, se mira la piscina que teníamos al lado, y me dice: “Papá, puedo poner el dedo meñique en la piscina para que se me cure?”.
Como se acaba la historia:
A) Martí pone el dedo pequeño en la piscina mientras Nil se lo mira desde la lejanía.
B) Martí y Nil se quitan toda la ropa y terminan dentro de la piscina hasta la cabeza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s