Ay, se me olvidaba algo…


Si hay algo que me encanta de tener hijos (aparte de muchísimas otras cosas), es el hecho de tener un lenguaje y unas bromas propias que compartimos y que nadie más conoce (con permiso de Mariona, claro, que también lo tiene). Cada día, cuando llego a casa, me acerco a Martí y a Nil, me los miro, y les digo: “Ay, que os quería decir algo y se me olvidaba…” y, automáticamente, los dos, sin mirarme y sin dejar de hacer lo que hacen, como si les aburriera (pero de “groma”), me dicen: “que te quiero…” Yo les digo: “ostras, como lo sabíais?” y me dicen: “porque nos lo dices siempre”… y yo, contentísimo de decirles esto siempre…
Y hoy, cuando he llegado a casa a comer, se lo he dicho y me he ido a la otra punta del piso mientras ellos jugaban juntitos en el sofá, y al cabo de unos segundos, Martí me llama desde el sofá: “Papá, me encantaría que cuando te murieras tuvieras una vida, porque así te recuperaría…y aún tendrías a tu papá y a tu mamá…pero no lo tenemos…”. Me lo he mirado y cuando le iba a dar las gracias, ya volvía a estar enganchado al iPad, con un juego en el que ya es tan bueno como yo.
Esto lo tienen los niños, pueden pasar de hablar de la cosa más bonita y profunda del mundo a jugar con el iPad como si no hubieran dicho nada. Y a mí, mientras tanto, estas palabras que dijo, me han quedado grabadas para siempre, por bonitas, por bonito. Bonitos Martí y Nil…voy a decirles algo antes de que se me olvide…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s