Papá, vamos a jugar al ajedrez, que yo ya sé…

Es la frase de Martí de hace un par de días. Mariona se fue a comprarme un regalo para que lo pudieran escoger los niños, y Martí decidió comprar un ajedrez. Ya me gusta ya. A Martí le gusta jugar mucho a juegos con mucha acción y movimiento (a Nil ya ni os lo cuento!). Le digo que no es como el ajedrez de la peli Harry Potter, no sea que se pensara que subiríamos encima de las piezas y que cobrarían vida. Ya lo sabe…que no.
Yo, digamos que me sé las reglas del ajedrez, pero no soy especialmente bueno. Él me dice que ya sabe. Empezamos, y sí, se sabe los movimientos de las piezas y le veo bastante ágil. Hasta que llega el momento de matarme la pieza que se mueve en digaonal, y va y suelta la frase de la foto adjunta…Lo siento. No pude aguantarme. Me caí rodando al suelo tronchándome. Le corregí el error, entre sonrisas. “Es que papá, se parece mucho!” No lo voy a negar. Se parecen. Sabéis a la pieza que me refiero, ¿verdad?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s