El cáncer es una mierda. 


Hoy no toca post. Hoy hay post.
Hoy no toca llorar. Hoy tengo que llorar.
Hoy no toca cabrearse. Hoy hay que cabrearse.
Hoy no toca pensar que el cáncer es una mierda. Hoy hay que pensar que el cáncer es una mierda.
Hoy se ha muerto Carles Capdevila. Qué mierda. Hoy ha muerto una buena persona. Una persona buena. Un referente. Una persona humilde. Una persona magnífica. Un comunicador. Un educador. Un humorista. Un marido. Un padre. Un hijo. La madre que parió al cáncer. Hoy no ha muerto una persona, hoy han muerto muchas. Hoy, el mundo es un lugar un poquito peor. Sólo nos faltaba esto. El cáncer se lleva personas, la que se va y las que se quedan.
Carles es la prueba de que la buena actitud y el pensamiento positivo no salva vidas. No cura cánceres. Pero hace que el tiempo que nos queda aquí sea mejor. Para un mismo y para quienes nos rodean. Actitud vital. Le sobraba. Hasta el final.
Levantarse con esta noticia es transformar un viernes en lunes. No sé si me explico. No por esperada es menos dolorosa. Ya hace tiempo que pensaba que podía pasar. Pero no había pasado. Pensar que puede pasar te prepara, pero sólo un poco. Es una mierda.
El cáncer no entiende de buenas o malas personas. Le podéis llamar genética. Epigenética. Enfermedad. Pero es una putada. En resumen. Y se lleva al que se encuentra por delante sin preguntar quién es. 51 años. Qué putada. Se me va un referente. Personal. Laboral. Un espejo. Cada vez que doy una conferencia, una charla,…me miro sus videos. Me repaso sus charlas. Río. Lloro. Y lo copio. No lo digáis a nadie. Me encanta. Martí me ha visto llorando en el coche y me ha dicho: “¿Qué te pasa?” Y le digo que se ha muerto una persona importante para mí que hablaba de niños y educación. Y va y me dice: “Papá, como tú!”. Y he llorado más.
Hoy, se ha ido. Qué mierda. Hace 20 años, las mismas dos palabras se llevaron mi primer referente. Mi padre. Cáncer y colon. Todo junto. Una combinación explosiva. Dan miedo. 53 años. Era joven, también. Tampoco preguntó, se lo llevó. Y dejó a un abuelo sin nietos. Y ha dejado a unos nietos sin abuelo. Esto hace el cáncer. Llega solo y se va acompañado. Siempre se lleva a alguien. Es una putada.
Sirva este post como homenaje a mi padre. L’avi Josep. Y a Carles Capdevila. Hay muertes que provocan dolor. Mucho dolor. Y escribirlas libera. Un poco.
Hoy no toca llorar, enfadarse y gritar. Hoy hay que hacerlo. Por ahora y por hace 20 años.
Ya está. No puedo escribir más. El cáncer es una mierda. Viva la vida.

Anuncios

2 comentarios en “El cáncer es una mierda. 

  1. -“Llega solo y se va acompañado…”- Qué cierto, Enric. Yo estoy con un bajón que flipas. En mi familia son las leucemias las que se presentaron sin invitación. En la fanpage he puesto la foto que me hice con él en el último Gestionando Hijos, y sí que es cierto que se le veía ya muy desmejorado, pero no quieres creer que la cuesta abajo sea la definitiva… Tiendes a pensar que un tipo tan majo, tan útil, tan magnífico, va a salir de esa cuesta para remontarla, que DEBE salir del valle, como si fuera una especie de Patrimonio de la Humanidad que nos pertenece a todos, y por lo que está por tanto destinado a no desaparecer nunca. Tampoco me espera este desenlace.
    Mierda de cáncer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s