Cositas para el cajón de los septiembres…

Ya estamos en septiembre. Vacaciones. A punto de terminarlas. Muchos ya han vuelto a trabajar. Mariona, por ejemplo. Los niños y yo todavía estamos de vacaciones, y tal y como decía en mi post de antes de vacaciones, las vacaciones tratan sobre traer experiencias para llenar el cajón de los septiembres. Y sí. Podemos llenar cajones enteros de experiencias. A rebosar…

Aprender a ir en bici sin ruedecitas. Nil. A tope.

Ir solos los dos, Martí y Nil, a comprar helados después de comer, para los cuatro.

Ir solos los dos, Martí y Nil, en bici, desde la piscina hasta casa. Y estaba lejos. Bastante lejos.

Ver un quebrantahuesos. Y dos.

Remojarse los pies en un río muy y muy fresquito. Y los brazos. Y el cuerpo. Y la cabeza. Remojarse enteros, de hecho.

Coger dolor de estómago y vomitar. Mucho. Martí, Nil y yo. 18 veces entre los 3. En 8 horas. Mariona, cuidándonos. Gracias.

Caminar mucho. Subir el Collbaix. Atravesar puentes colgantes.

Hacerse fotos debajo del agua de la piscina. Y del mar.

Ver pececillos. Muchos pececillos.

Dar de comer a un gato. Darse cuenta de que no le gustaba el puré de patatas. A las hormigas, sí. Y mucho. Me parece que se lo comen todo.

Echar de menos nuestra casa.

Sacar todos los juguetes de casa de “su” lugar. Aprovechar para tirar y ordenar.

Recuperar amigos de la escuela 15 días antes de volver a ir.

Terminarse un bocadillo entero para comer. Nil.

Cortarse el pelo para hacerse un peinado “rapero”. Les queda muy bien.

Ver muchos episodios de Juego de Tronos. Mariona y yo. Claro.

Levantarse tarde. Sin despertador. Los cuatro. Mucho.

Hacer muchas fotos. Para cuando guardemos las experiencias en el cajón de los septiembres y llegue diciembre y no nos acordemos de lo que hemos puesto.

Hacer el murciélago en un árbol. Martí.

Levantarse a las 3 de la mañana para coger un avión.

Coger un avión por primera vez. Martí y Nil.

Probar el arroz negro. Martí y Nil. Aprobado alto.

Hacer snorkel los cuatro juntos.

Ir a Mallorca los cuatro juntos.

Una picadura de avispa. Yo.

Subir a un patinete acuático los cuatro.

Ponerse faldas. Yo.

Leerse un libro entero de Almudena Grandes. Mariona.

Hacer el burro. Sobre todo Martí y Nil.

Pasarlo bien.

Echarlo en falta.

Ponerlo en el cajón de los septiembres. Bien guardadito. Buen retorno…

EPÍLOGO: Quedarse dormido el primer día de trabajo (medio-trabajo) y que martí y Nil lleguen tarde a las colonias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s